17 Trucos para evitar errores de maquillaje

0

Existe una lista de básicos del maquillaje que toda chica tiene en su neceser, frecuentemente son base de maquillaje, corrector, máscara de pestañas, delineador, sombra de ojos y labial. Pero a veces solemos cometer errores sin tener conocimiento de ello, que podríamos evitar fácilmente con una serie de trucos esenciales.

No pierdas puntada de esta serie de técnicas que hemos recopilado para ti, para que mejores notablemente tu maquillaje de forma útil y sencilla.

  1. Probar la base de maquillaje en el cuello

base-maquillajePor factores como el sol, el color de la piel del rostro es diferente al color del resto del cuerpo. Por esta razón, nunca debemos probar el color de la base directamente en el rostro, ya que podríamos acabar con un color completamente diferente al del cuello y el escote y acabaríamos con un efecto máscara, muy artificial. Podemos probarla en el cuello o en la parte interior de la muñeca, que es la zona cuyo color más se asemeja al color del cuello

  1. No aplicar el corrector antes de la base

Si aplicas el corrector antes de la base corres el riesgo de eliminarlo al aplicar esta última, ya que lo arrastrarías. Aplicando el corrector sobre el maquillaje aportarás mucha más luminosidad sin necesidad de usar mucha cantidad de producto.

  1. Aplicar correctamente el corrector

Muchas chicas tendemos a aplicar el corrector en forma de luna bajo el ojo, cuando lo ideal es dibujar un triángulo que baje hacia la nariz, para así aportar luminosidad a toda la zona.

  1. Aplicar la base en polvo a toques

Si aplicas el polvo por arrastre puedes hacer que los vellos de la cara sean mucho más visibles. Sin embargo, podemos lograr un acabado mucho más efectivo y natural si lo aplicamos con pequeños toques con un pincel o con una brocha.

  1. Usa un corrector específico para manchas

Si empleas el mismo corrector para cubrir tus ojeras que para disimular manchas o imperfecciones, puedes cometer el error de estar destacando dicha imperfección. El corrector que usamos para corregir las ojeras es siempre un tono por debajo del tono de tu piel, porque con esto logramos un efecto iluminador, resaltando la mirada. En cambio, a la hora de disimular una mancha es necesario emplear un corrector del mismo color de la piel o de un color que contrarreste el color de ésta. Si sobre éste pones un poco de polvo el acabado será aún mejor, cubrirás la mancha por completo.

  1. No dejes de usar crema hidratante por tener piel grasa

Emplea hidratantes con textura gel que te aporte confort, con efecto matificante y que sea idónea para tu tipo de piel. También es conveniente que uses un tónico adecuado que limpie bien las impurezas, prepare tu piel para la hidratante y equilibre tu PH.

  1. Usa un perfeccionador para matificar

Usar más polvo de la cuenta puede crear un efecto muy artificial y dar aspecto de una piel gruesa y sin vida. En lugar de eliminar los brillos con polvo compacto elige un perfeccionador matificante, puedes aplicarlo antes o después del maquillaje para controlar los brillos. Si pasadas unas horas necesitas retocar tu maquillaje puedes recurrir al perfeccionador nuevamente sin ningún problema.

  1. Huye de los brillos si tienes la piel grasa

Juega con los correctores y un bronceador mate para dar luz a tu rostro pero nunca recurras a productor con brillo porque esto sólo hará que tu rostro se vea más brillante. No utilices tampoco sombras o labiales con mucho brillo.

  1. Aplica el bronceador adecuadamente

Es importante que no apliques el bronceador de manera uniforme.bronceador

Aplícalo en forma de ‘Ɛ3’ sobre la frente, los pómulos y la mandíbula, y aplica un poco también en la nariz si así lo deseas.

  1. Lava brochas y esponjas frecuentemente

Si no mantienes limpias tus brochas y esponjas podrían provocarte un brote de acné, ya que estas están expuestas a todo tipo de gérmenes y bacterias. Es conveniente lavarlas todas las semanas con algún jabón neutro o con el limpiador que convenga según el material del que estén hechas.
Limpiando tus brochas conseguirás un mejor acabado y evitar que desperdicies producto de más.

  1. Forma ideal de esculpir tus cejas

Es importante potenciar el arco, centrando ahí la intensidad del color. Hacia los extremos dibuja con mayor suavidad con el lápiz o polvo. Tras esto, puedes cepillarlas con un cepillo de cejas o incluso con un viejo aplicador de mascara de pestañas limpio. Al cepillarlas conseguirás un acabado mucho más natural.

  1. No bombees la máscara de pestañas

Al bombear el cepillo dentro del tubo introduces aire en él, con lo que no sólo puedes introducirle bacterias sino que también acabamos consiguiendo que el producto se seque. Lo que debemos hacer en realidad es sacar el cepillo dándole un poco de ángulo, consiguiendo así eliminar los excesos de producto y evitando grumos. Nuestras pestañas quedarán mucho más bonitas y naturales.

  1. Pon mucho cuidado al aplicar el delineador

Nunca estires demasiado el párpado a la hora de aplicar el delineador, la piel de la zona es sumamente delicada y puedes provocar daños en la elasticidad. Si tienes problemas al delinear retoca con un bastoncillo humedecido en un desmaquillante.

  1. Aplica el delineador negro sólo en la parte superior.

Si aplicas el delineador negro también en la parte de abajo conseguirás que el ojo parezca más pequeño, sin embrago, si la línea de abajo la dibujas en un color marrón o café ampliarás considerablemente la mirada. Conseguirás un acabado aún mejor si la zona del lagrimal la maquillas con un color vainilla, abriendo aún más el ojo. Lucirás una mirada amplia y luminosa.

  1. Saca punta al lápiz labial

Es importante delinear tus labios con un lápiz afilado, ya que con la punta gruesa corres el riesgo de salirte. El color del delineador debe ser el mismo que el del labial. Un buen truco para aportar más volumen es aplicar corrector alrededor de los labios, esto ayuda a resaltarlos mucho más.

DEJA UNA RESPUESTA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.