Maquillaje: manual básico para todas.

0

El maquillaje es algo que todos podemos aprender con un poco de práctica, cuando lo dominas es todo un arte pero debemos tener cuidado, ya que puede convertirse en un arma de doble filo. ¡Cuidado chicas! Porque el mejor maquillaje es aquel que no percibimos a simple vista.

Si dominamos este arte sabremos como mejorar nuestro aspecto y sacar el máximo partido a nuestros puntos fuertes, pero si no lo hacemos bien podríamos conseguir el efecto contrario, perdiendo así nuestra belleza natural y convirtiendo nuestro rostro en algo completamente artificial.maquillaje

Cómo aplicar el maquillaje

Antes de comenzar a maquillarnos debemos limpiar nuestro rostro adecuadamente, aplicando en cada caso, según el tipo de piel, los productos que convengan, para así evitar cualquier imperfección provocada por la falta de higiene.

A continuación y previamente al maquillaje, deberemos también aplicar nuestro tratamiento facial diario, dejando tiempo para que la piel pueda absorberlo completamente. Esto dejará nuestra piel preparada y lista para aplicar cualquier tipo de maquillaje.

Como primer paso del maquillaje aplicaremos el corrector con pequeños toques sobre las zonas en las que necesitemos corregir o disimular algún defecto, como por ejemplo sobre las ojeras, marcas de acné, manchas, ect. Atendiendo al color de la mancha escogeremos un corrector del color conveniente o del color de nuestra piel.

Tras el corrector podemos comenzar a aplicar la base, es importante escoger bien el color y que se adecue a nuestro tipo de piel, la base ha de ser de buena calidad y a ser posible con factor de protección.
Si deseamos un acabado profesional siempre deberemos aplicar el maquillaje con brocha, minimizando la cantidad de producto a gastar y permitiendo que alcancemos bien las zonas comprometidas como las lineas de los ojos. Siempre hay que acabar de maquillar en el cuello, sin dejar cortes visibles.

Para matizar y fijar nuestro maquillaje debemos aplicar polvos sueltos o compactos, traslucidos o bronceadores, aplicando en cada caso en la zona que convenga.

Aplica también rubor, éste puede ser en crema o en polvo, para potenciar los pómulos, el resultado será mucho mejor si aplicas sobre éstos un poco de iluminador. Tambíén puedes aplicarlo bajo el arco de las cejas y en las esquinas de los ojos.

Peina las cejas y rellena pequeños huecos con un lápiz específico o una sombra.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.